JUANA MARIA testimonio

Experiencia de un Tiempo Sabático

Juana Mary, MDR

 

De mi Provincia Santa Catalina me piden que de un testimonio de lo que estoy viviendo hace ya cerca de dos meses. “Es justo y necesario” que lo haga, ya que estoy muy agradecida y considero un gran privilegio este tiempo sabático que lo acojo como DON de Dios y de las Hermanas y que siento también como TAREA. No estoy segura de saber decir muchas cosas ni lo más importante, pero lo intento.


Con mis 74 años, bien cumpliditos, me encuentro en un tiempo de Reciclaje Espiritual en la Cova de San Ignacio, en Manresa, Barcelona, España. Remarco lo de la edad porque este curso de inspiración ignaciana, con varios años de andadura, está pensado para “Laicos/as, jesuitas, religiosos/as, sacerdotes... (entre 40 y 70 años) de todo el mundo, interesados en una renovación teológico-espiritual en estilo sapiencial… Es un espacio y un tiempo de dos meses y una semana, para parar y realizar una mirada orante y reflexiva hacia nuestro mundo y nuestra realidad, ayudándonos de los instrumentos que nos ofrecen el pensamiento social y teológico actual, así como la espiritualidad Ignaciana.”


La casa dónde estamos, Centro de Espiritualidad Internacional, es un gran edificio y está ubicado en un lugar maravilloso, en alto y frente a la sierra de Monserrat. Tiene muy buenas condiciones, es magnífico y bonito pero, paradójicamente, muy práctico y funcional que facilita el vivir de manera austera y sobria.


Toda la dinámica y espacios proporcionan la relación y la interioridad, la oración, el estudio y el compartir en un ambiente de exigencia personal pero distendido y sin agobios, cada cual hasta donde puede, aunque siendo honesta, hay que hincar el diente. Por eso, creo que está bien el tope de los 70 años , aunque también tengo que decir que en ningún momento me he sentido desplazada, todo lo contrario… creo que está siendo bueno en el grupo tener una “abuelita en quien se puede confiar y aporta lo que puede.”


Cada semana tenemos una temática diferente, groso modo, en las clases. Son materias clásicas actualizadas y otras innovadoras bien articuladas, dadas por expertos que también son testimonio de vida. Estos profesores que las imparten o animan ofrecen, además, posibilidades de trabajo personal o en grupo y lecturas para profundizar los temas tratados. Está todo organizado con mucha sabiduría y equilibrio como muy bien  pensado y al mismo tiempo donde hay mucho lugar para la participación enriquecedora, con libertad, combinando las sesiones de clases con espacios para la oración y reflexión personal. La orientación clara y bien definida: el Reino de Dios desde el compromiso real con los más pobres y vulnerables. Sin ser ingenuos, sabiendo o teniendo algunas claves para analizar mínimamente este mundo globalizado, el cambio de época en que nos encontramos y que no todo vale.    


Además, hacemos vida en Comunidad y no tipo hotel donde te dan todo hecho... incluso no te sientes consumidora de espiritualidad o teología. Participamos en algunas tareas de la casa y sobretodo en la liturgia. Tenemos Oración comunitaria a las 8h de la mañana y Eucaristía a las 19h15. Muy vividas y que alimentan ¡Cada quien comparte sus dones y son tantos…!  Después de la cena, casi todos los días hay una  actividad muy diversa, como por ejemplo, presentaciones: todos nos fuimos presentando con nuestra historia de vida, de manera breve cuanto al tiempo, pero haciendo hincapié en aquello que vivimos con más hondura o densidad; otras, quien ha querido, presentación de algunos países y misiones de manera dosificada, existe mucha riqueza y al mismo tiempo  sencillez y humildad, también transmiten buenos conocimientos de países y culturas; películas y fórum al día siguiente;  conversaciones con invitados expertos en diversos temas, recreos festivos…. Somos 32 participantes y procedemos de 17 países por nacionalidad o residencia, 20 hombres y 12 mujeres, tres son seglares y los demás religiosos, dos curas diocesanos. Estando de ojos y corazón abierto se aprende y admira mucho, incluso en la mesa y hasta de lo que puede parecer menos bueno. Es una muestra de tanto bien que se realiza, aunque sea un granito de arena  y que quiere responder a ¿Qué has hecho de tu Hermano? Y, lo que hacéis a uno de mis hermanos más pequeños a mí me lo hacéis. En esta aventura también esta Maritza Cubilete, de la Provincia San José, lo que es estupendo.


Los fines de semana, generalmente uno de los días es libre y el otro con salida en  visitas programadas de interés cultural, espiritual y social, unido a lo lúdico que ayudan y complementan lo que venimos viviendo.


El curso terminará con los Ejercicios de San Ignacio de 8 días que serán fundamentalmente en silencio con una pequeña orientación cada día y quien desee podrá tener un acompañante… Yo estoy deseando y temiendo, aunque la mayoría de los que están en el curso, los ha hecho más de una vez, incluso alguna y alguno son orientadores, no aquí, en su apostolado y aseguran que en general hace mucho bien.  

 

Testimonio Juana Mary


Hasta aquí he descrito el acontecer de este tiempo en que me siento peregrina, y dando gracias a la vida que me ha dado tanto… ya desde la familia de sangre. Como se trata de testimonio me implico un poco más:     


Cuando terminó el Capitulo General y antes de regresar a mi comunidad de Venda Nova, Portugal, además de sentirme un tanto cansada, al mismo tiempo agradecida por lo vivido, tenía bastante claro que entraba en una nueva etapa de mi vida, por poco o mucho tiempo el que Dios quiera y que necesitaba parar no para hacer cosas nuevas sino para seguir siendo fiel al regalo de la vocación. Buscaba un tiempo de desierto acompañado para reencontrarme, algo a “medida de mis fuerzas y edad”. Durante unos meses, ya en mi Comunidad, casi que estuve parada, callada, en búsqueda. Por diferentes caminos me llegó este programa. Inicialmente tuve muchas resistencias a este curso, lo veía muy ignaciano, mucha formación, resultaba caro… Pero, “El Señor conduce la marcha de este mundo”. Las hermanas me empujaron y facilitaron. Creo que es El que me ha traído hasta aquí, voy intuyendo que para hacerme mejor Misionera Dominica del Rosario y por eso mejor discípula de Jesús.


Voy a concretar algo más citando libremente un texto de Ferrán Manresa en “una larga marcha” que me viene acompañando este tiempo y que lo rezo…


“El Dios siempre mayor es el Dios que siempre está viniendo a nosotros invitándonos a que nosotros vayamos a EL. Es el Dios que busca una relación siempre mayor. Nuestra tarea es no poner impedimentos a esta relación que puede ser fructífera en nosotros y para los demás. Como toda relación pide de nuestra parte un “Vaciarse” para que el Otro pueda entrar y encontrar lugar de acogida. En otras palabras pide un “Despojo”: de nuestros propios intereses, de nuestro tiempo, de nuestros afanes, miedos y proyectos…


Este despojo o disponibilidad se va concretando en un vivir más desprendidamente hacia los adentros y más servicialmente hacia los demás. Esta concreción es un progresivo peregrinaje, pues entre su ideal y nuestra situación real media un trecho, pero se trata de un peregrinaje de libertad y liberación.”


Sé que estoy muy lejos de este ideal, pero no dejo de estar contenta y vivir con Esperanza y es lo que deseo para todas nosotras.


Y no me resisto a alargarme un poco más, para animar a las más ricas en años y experiencia, transcribiendo una cita de Ivone Guevara que dice de ella misma:

 

“Busco hoy en mi vida la misma enseñanza del extraordinario poema de Cora Coralina, gran poeta brasileña originaria de Goiás, que se titula “Saber vivir”. Ella vivió muchos años y, casi centenaria, escribió:

 

No sé si la vida es corta
o demasiado larga para nosotros,
pero sé que nada de lo que vivimos tiene sentido
si no tocamos el corazón de las personas.

 

Muchas veces basta con ser:
regazo que acoge,
brazo que envuelve,
palabra que conforta,
silencio que respeta,
alegría que contagia,

lágrima que corre,
mirada que acaricia,
deseo que sacia,
amor que motiva.

 

Y eso no es cosa de otro mundo,
es lo que da sentido a la vida.
Es lo que la hace
que no sea corta,
ni demasiado larga,
pero que sea intensa,
verdadera, pura… mientras dure…"

 

Manresa, en la Fiesta de la Anunciación. Con mucho cariño

Juana María Pérez de Ciriza

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0
  • Invitado (maría del Carmmen)

    Permalink

    Ánio Juama María, si ya "tenía bastante claro que entraba en una nueva etapa de mi vida" a vivirla con la alegría que te caracteriza siguiendo al "El que me ha traído hasta aquí" en las situaciones o circunstancias que se te presenten.

    hace cerca de 1 semana
    Me gusta 0 URL corta:
  • Invitado (Marìa Belèn Posada Martino)

    Permalink

    Felicitaciones Juana Mary: Ya veo que te has empapado de la espiritualidad "ignaciana". Todo es gracia y don. Ahora viene la tarea. Me alegro de leer tu experiencia. Un abrazo

    hace cerca de 1 semana
    Me gusta 0 URL corta:
  • Invitado (Arantza L de Guevara)

    Permalink

    Animo, Juana Mary y Maritza: que puedan vivir este tiempo privilegiado, cargando pilas que la etapa que viene las necesita fuertes, convencidas, alegres, llenas del Espíritu del Resucitado
    Unidas desde Guatemala

    hace cerca de 1 semana
    Me gusta 0 URL corta:

Contáctanos

mail face twitter

Betatificación Canonización

Afiche fundadores solos

Rincón vocacional

rincn vocacional nuevo

Camino al Centenario

Logo Centenario 2017 web

Predicación

Pre 1B

Misión

alegria

Noticias

Noticias

Testimonios

arboles

Nos visitaron

Vista de impactos Artículos
869823